jueves, 27 de enero de 2011

La ciencia y las estrellas en San Luis están más cerca

La Universidad de La Punta desarrolla en el parque astronómico propuestas que combinan entretenimiento y divulgación científica para todo público. En 4 años, el PALP ha recibido 203.512 visitas.

Situado a 20 kilómetros de la ciudad de San Luis, frente al cordón central de las sierras puntanas, se encuentra el Parque Astronómico La Punta (PALP), un complejo en el cual los astros están al alcance de todos. A través de diversas propuestas, visitantes de todas las edades pueden conocer de forma didáctica conceptos básicos de astronomía.

La Universidad de La Punta (ULP) emplea la infraestructura del PALP, al mismo tiempo, para efectuar investigación científica, y ha registrado 203.512 visitas, de distintos puntos del país y el exterior, desde que el Parque abrió sus puertas hace 4 años.

El PALP fue creado como iniciativa de la agenda digital del Gobierno de San Luis, con el propósito de acercar la ciencia a la sociedad, y está compuesto por distintos dispositivos y espacios. Entre ellos se destacan dos planetarios –uno fijo y otro itinerante−, y el “Observatorio Buenaventura Suárez”, desde el cual se pueden realizar observaciones remotas, a través de un telescopio MEADE 16.

Se añade un paseo con instrumentos pre-telescópicos, el cual fue bautizado como “Solar de las Miradas”. Se trata de un observatorio a ojo desnudo, en el cual se encuentran réplicas de instrumentos no ópticos −sin lentes ni espejos− ingeniosos y precisos, que fueron desarrollados por distintas culturas. Todos los instrumentos fueron construidos artísticamente y a escala. Están distribuidos en una elipsis que representa la órbita de la Tierra alrededor del Sol a lo largo de un año.

En este espacio al aire libre, que fue el primero que se inauguró del PALP en junio de 2006, los visitantes pueden aprender conceptos básicos como la medida del tiempo, los movimientos aparentes de las estrellas, la ubicación de los cuerpos celestes y otros temas de la astronomía de posición. Se puede apreciar también una armilla equinoccial, que permite determinar el equinoccio, similar a la que usaban los griegos. Asimismo, se pueden observar distintos relojes de sol, realizados por diferentes culturas, conjuntamente con veletas, postes direccionales y una particular rosa de los vientos. Se destacan el Sextante Astronómico, el Gran  Semicírculo Azimutal, usado por Tycho Brache, y el Triquetum, el instrumento más usado por Nicolás Copérnico.

En lo que respecta al Planetario Fijo, cabe destacar que su domo fue ensamblado por expertos del Complejo Astronómico El Leoncito (CASLEO), dependiente del CONICET, junto a expertos italianos de Columbia Project de Argentina. Desde su inauguración en abril de 2007, cerca de 56.500 personas han presenciado sus funciones. Alrededor de 40 personas pueden disfrutar de una simulación del cielo nocturno en cada función, durante la cual, especialistas de la ULP no sólo presentan las constelaciones y la ubicación de las estrellas en diferentes épocas del año, sino que también ofrecen una explicación acerca del Sistema Solar y las características de cada planeta.

En tanto que el Planetario Itinerante, desde agosto del 2006 hasta la fecha, ha brindado funciones para más de 67 mil personas, en establecimientos educativos y centros culturales de toda la provincia. También, ha participado en distintos eventos culturales.

Por otra parte, en lo que respecta al Observatorio Buenaventura Suárez cuenta con un telescopio MEADE de 16 pulgadas (40 centímetros de apertura), de última generación. El dispositivo ha sido provisto de una montura ecuatorial, con la cual se alcanza mayor precisión, y más tiempo de seguimiento de los objetos. Este instrumento tiene conectividad a Internet, a través de la Autopista de la Información, lo que posibilita el uso remoto del telescopio desde cualquier parte de la provincia, el país y el mundo. Si bien, la intención original de posibilitar el uso remoto del telescopio es hacer divulgación de la astronomía en las escuelas, actualmente, también se usa para realizar investigación científica y la búsqueda de estrellas variables.

Asimismo, el Observatorio posee otros telescopios de menores dimensiones con los cuales se realizan noches astronómicas. Para participar de esta actividad, los interesados deben solicitar turnos en el sitio web del PALP (www.palp.edu.ar). Los aficionados del Cosmos tienen un itinerario de tres horas plenas de contenido científico y entretenimiento. La actividad comienza con una observación del Sol, antes de su puesta, con un telescopio provisto con una lente especial, y luego se pueden apreciar distintos cuerpos celestes con otros dispositivos. Se suman las funciones del planetario y el recorrido por el Solar de la Miradas.

Un espacio interactivo científico completa la infraestructura

 

En 2009 se sumó a la propuesta del PALP el Centro Interactivo de Ciencia, donde los visitantes pueden experimentar nociones científicas a partir de doce módulos que proponen experimentos concretos de física, química y energías renovables, entre otras.

 

Uno de los módulos está compuesto por la “Cuba electrolítica”, donde se muestran principios químicos y electroquímicos. Por medio de la electricidad se realiza la separación del agua en hidrógeno y oxígeno. El hidrógeno al ser explosivo, produce una reacción, una chispa. Es una energía limpia y un combustible del futuro, que se usa en cohetes y autos que tienen tecnología de avanzada.

 

Otra experiencia, es la “Corriente de Bernouli”. Se trata de un fenómeno aerodinámico, en el que una pelota flota sobre un chorro de aire. Se basa en los mismos principios por los que un avión puede volar, porque se produce una diferencia de presión que genera la sustentación y hay fuerzas que compensan la gravedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Campus de la Universidad de La Punta en San Luis