jueves, 6 de mayo de 2010

Avanza la firma digital en San Luis

  • Ya la utilizan el Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas, la Legislatura y la Universidad de la Punta
  • Además, otras provincias están interesadas en usar esa infraestructura puntana para implementar la firma digital, entre ellos Mendoza y Río Negro

La Universidad de La Punta (ULP) avanza firme en con el eje Gobierno Electrónico de la agenda digital sanluiseña. En el 2009, dio el primer paso con la implementación de firma digital en sus procesos administrativos, y este año ha extendido ese servicio al Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas y la Cámara de Diputados provincial.

 

"Esto es resultado de un largo camino que comenzó en el 2006, cuando trajimos por primera vez especialistas en derecho informático a hablar sobre el tema. Se continuó con la sanción de la Ley de Firma Digital de la provincia y su decreto reglamentario, en concordancia con la Ley Nacional de Firma Digital.  Después se licitó la construcción de la sala cofre. Y el siguiente paso fue la política de certificación", detalló Alicia Bañuelos, rectora de la ULP.

 

El Poder Judicial siguió los pasos de la Institución educativa y empezó  implementar la firma digital en su sistema de gestión administrativa, antes que finalizará el 2009. En tanto que la aplicación de esta herramienta comenzó a utilizarse a principio de este año, en el Superior Tribunal de Justicia. "Somos el único Poder Judicial de la Argentina que cuenta con esta infraestructura de firma digital. Podemos contarle a nuestros colegas del país que realmente tenemos firma digital", expresó Ana María Boiero, secretaria de Informática del Superior Tribunal de Justicia.

 

Respecto de los avances en esa materia, Boiero indicó que resta comenzar con la capacitación y generar los certificados de firma digital para todos los magistrados y funcionarios del Poder Judicial, "los destinatarios fundamentales de esta tecnología, que van a incluir en el expediente electrónico judicial".

 

Desde la Justicia provincial se dialoga con el Colegio de Abogados para que incorpore a sus colegiados, en el uso de esa tecnología. "Cuando esto se logre, cerraremos este círculo. Es decir, los abogados podrán ingresar sus escritos desde sus estudios, y de esta manera conformaremos el anhelado expediente electrónico", aseveró.

 

En referencia a la aplicación de la rúbrica informática en el Tribunal de Cuentas, Lilia Novillo, vocal del organismo y responsable de la Autoridad de Registro de firma digital, informó que la totalidad de los empleados del Tribunal utilizan la herramienta. "Incorporamos el sistema Tramix para digitalizar nuestros expedientes y utilizar firma digital. Además, sumamos las normas ISO de calidad, porque queremos mejorar nuestra calidad institucional", agregó.

 

La Universidad es la autoridad de aplicación de firma digital en la provincia. Las autoridades de registro cumplen el rol de validar la identidad de los suscriptores. Es decir, en calidad de qué se firma. Corroboran que tal persona es quien dice ser, y que se dedica a lo que dice que se dedica. En el caso de la ULP, el programa Recursos Humanos oficia de Autoridad de Registro del Instituto de Firma Digital (IFD).

 

Recientemente, la Cámara de Diputados provincial se constituyó como Autoridad de Registro, por medio de acuerdo con la Universidad. "Este convenio se nos faculta para determinar quiénes serán los legisladores y en carácter de qué podrán usar la firma digital. El siguiente paso es adquirir los token, dispositivos donde se guarda la clave privada. Comenzaremos con procesos simples, como puede ser la presentación de una ley, para que los legisladores implementen la herramienta", expresó Claudio Poggi, presidente de la Cámara.

 

También se prevé la aplicación de voto electrónico en las sesiones legislativas y el control de asistencia de los diputados mediante herramientas informáticas. "Calculamos que a mediados de año estaremos en condiciones de licitar, o ya adjudicar, la tecnología que nos permita contar con este sistema dentro del recinto, porque es realmente necesaria", aseveró Poggi.

 

La rectora Bañuelos comentó que el servicio de firma digital podría trascender las fronteras de la provincia. "El Poder Judicial de Río Negro y el Superior Tribunal de Cuentas de Mendoza se han acercado con la intención que le brindemos este servicio. Esto significa un reconocimiento de parte de las demás provincias al adelanto de San Luis", sostuvo.

 

Cómo funciona la firma digital

 

Esta herramienta permite garantizar la autoría y la integridad de los documentos digitales. Funciona mediante procedimientos matemáticos y se basa en un sistema criptográfico asimétrico, en el cual cada usuario posee un par de claves. Estas dos claves -una privada y otra pública- operan de tal modo que la información cifrada con una de ellas sólo se puede descifrada con la otra.

 

De este modo, si un usuario cifra determinada información con su clave privada, sólo quien conozca su clave pública podrá descifrarla. Esto da total certeza de quién es el usuario que cifró el mensaje. Pero para que esto funcione se necesitan los certificados digitales, que son documentos digitales que dan fe de la vinculación entre una clave pública y un individuo o entidad. Para reconocer que un documento ha sido firmado digitalmente, se requiere que el certificado digital del firmante haya sido emitido por un certificador licenciado. En el caso puntano, el certificador licenciado es el IFD.

 

Para otorgar los certificados se debe contar, previamente, con una política y una normativa que defina para qué pueden ser utilizados los certificados y por quién. Una persona puede tener varias firmas digitales, de acuerdo a los roles que ocupa. Esto se debe a que la firma digital no es sólo aplicable a sistemas de expedientes, sino que puede usarse para cualquier tipo de documento y comunicación en soporte electrónico.

 

Por ahora, el IFD cuenta con una sola política de certificación destinada a los agentes de la administración pública provincial. En virtud de esa política es que la Universidad, como organismo descentralizado del Gobierno, puede ofrecer certificados a sus empelados. Los certificados digitales no sólo pueden ser utilizados por personas físicas, sino también por empresas. En un futuro cercano, esta herramienta estará disposición de la población de San Luis, en su carácter de habitantes, para que puedan hacer trámites ante organismos públicos o privados.

 

Instituto de Firma Digital

 

La ULP como autoridad de aplicación de la Ley de Firma Digital de la provincia, cuenta con el Instituto de Firma Digital, www.pki.sanluis.gov.ar, como encargado de administrar la infraestructura de clave pública PKI (Public Key Infrastructure). El instituto tiene doble función: ente licenciante y certificador licenciado.

 

Como ente licenciante tiene la responsabilidad de ofrecer licencias a todas aquellas personas jurídicas que se quieran constituir en certificadores licenciados; y como certificador licenciado, se encarga de brindar certificados digitales a los usuarios finales.

 

Actualmente, los servicios que brinda el IFD son: firma de documentos y validación de documentos firmados. Próximamente, ofrecerá: firma simultánea de documentos, firma de documentos con TimeStamp, encriptado de documentos (sobre digital) y repositorio/custodia de documentos firmados por firmante.

 

El Instituto tiene una serie de procedimientos estrictos para que la infraestructura esté operativa las 24 horas, los 365 días del año. Además, hay un plan de contingencia externo al Data Center para que el servicio siga funcionando, frente a todas las situaciones críticas posibles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Campus de la Universidad de La Punta en San Luis