lunes, 31 de mayo de 2010

Los chicos de San Luis cuidan el medioambiente con Balance Cero

- Como parte de esta iniciativa de la ULP se han plantado 50215 árboles

- Los chicos calculan la cantidad de energía eléctrica que se consume en distintas localidades de la provincia de San Luis y plantan los árboles necesarios para contrarrestar la emisión de dióxido de carbono liberado por la generación de esa energía.

- Para realizar los cálculos, los estudiantes utilizan las computadoras portátiles que recibieron en el marco del plan "Todos los chicos en la Red".

Buenos Aires, Mayo de 2010. – Más de 6185 alumnos de escuelas primarias de la provincia de San Luis participan de la iniciativa "Balance Cero", implementada por la Universidad de La Punta, con el propósito de compensar la emisión de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global y generan trastornos climáticos alrededor del mundo. Ya se plantaron más de 50.000 árboles.

Con el propósito de incentivar el compromiso de los chicos con el medioambiente, la Universidad de La Punta (ULP) implementa la iniciativa Balance Cero, a través del programa Mecanismo Desarrollo Limpio (MDL). La propuesta comenzó a implementarse en diciembre de 2008 y apunta a compensar la emisión del dióxido de carbono producto de la electricidad con forestación.

"Para  generar energía eléctrica, las centrales queman combustible fósil (petróleo, gas natural ó carbón). Al quemar ese combustible se libera a la atmósfera dióxido de carbono (CO2), que es un gas de efecto invernadero. La forestación en su proceso de fotosíntesis captura los gases nocivos y devuelve aire puro al ambiente", explicó Alicia Bañuelos, rectora de la ULP.

A través de la fotosíntesis, los árboles toman la luz solar, agua del suelo y dióxido de carbono de la atmósfera y lo transforman en tronco, madera, hojas, flores, frutos y raíces, logrando su madurez y crecimiento. De esta manera, al plantar árboles se ayuda a reducir los gases de efecto invernadero y se mejora el clima.  

 

Esta actividad es desarrollada con los estudiantes que forman parte del plan Todos los Chicos en la Red, de la ULP. Los chicos con sus computadoras y la aplicación "Casa Eficiente", que encuentra en el sitio www.chicos.edu.ar, contabilizan el consumo de energía eléctrica de un año, en los hogares de su localidad. Luego calculan la cantidad de árboles necesarios con la calculadora Balance Cero, un software especialmente desarrollado para tal fin, que se encuentra también en el sitio web mencionado. En tanto que MDL con datos suministrados por Edesal calcula el consumo de energía a nivel comercial, industrial y alumbrado público.

 

Una vez definido el consumo total, se procede a plantar las seis especies que se adaptan a las condiciones climáticas de San Luis: pino ponderosa, acacia visco, aguaribay, algarrobo, fresno y eucalipto. En total se han plantado 50215 especies arbóreas, en trece localidades. Y se sigue con la tarea de Balance Cero, en otras diecisiete localidades.

 

Miguel Berardo, responsable del programa Fruti Hortícola y Forestal, del Ministerio del Campo de San Luis, indicó que las plantas que se envían a cada localidad son producidas en la provincia. "Antes de cada envío se estudia la zona para conocer cuáles son las especies que más proliferan y cuáles se adaptarán con facilidad. Estimamos utilizar para este proyecto unas 300 mil plantas, aproximadamente, más hidrogel y sus tutores".

En el vivero del gobierno provincial, MPROFOP, produce en Juana Koslay plantas nativas, tanto para Balance Cero como para el plan forestal provincial, incluido el pino ponderosa que es originario de Neuquén. Esta especie se ha adaptado al clima de San Luis y se ha logrado su reproducción en el vivero de la provincia.

Respecto del hidrogel, Berardo señaló que incluye fertilizante y que es la primera vez que se usa para forestación en la provincia. "Con Nueva Galia y Fortuna, que fueron las primeras localidades en realizar la plantación, hicimos la prueba de trabajar con ese sistema y por los resultados se decidió incorporarlo a todo el proyecto  de la ULP y a toda la forestación que se realice, porque bajó la tasa de mortalidad y subió la de crecimiento", sostuvo.  

El hidrogel es un producto que captura la humedad y permite espaciar el tiempo de riego de las plantas. Por ejemplo, una planta que necesita riego cada quince días, al tener este producto se regará una vez al mes. "El riego de las plantas depende mucho de la época del año y de la especie. Los meses críticos, en los que necesita más agua son marzo, abril, mayo, septiembre, octubre y noviembre", explicó.

En el caso de los tutores, varillas a las cuales se atan los retoños, estos previenen la acción perjudicial de los vientos, y evitan que la planta se quiebre. También, ayudan a prevenir una posible deformación en el crecimiento. Una vez culminada la plantación se la tarea continúa hasta asegurar que está adaptada a la zona en particular. Los chicos verifican el estado de los árboles durante su crecimiento. "De esta manera, no sólo aprenden conceptos sobre el cuidado del medioambiente, sino que también aprenden a ser ciudadanos respetuosos y responsables de las acciones y planes que llevan adelante", destacó la rectora Bañuelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Campus de la Universidad de La Punta en San Luis