miércoles, 24 de marzo de 2010

Midieron la Tierra y se divirtieron los chicos de Mesilla en San Luis

La Universidad de La Punta (ULP) organizó la actividad e invitó a los chicos de ese paraje a participar. Además, los llevaron a recorrer la capital puntana.

Viven a 140 kilómetros de la ciudad de San Luis en un pequeño paraje en la meseta de Mesilla del Cura, en el departamento San Martín. Asisten cada día a la escuela luego de dos horas de viaje a lomo de burro. Y el sábado pasado se pusieron en la piel de científicos y midieron la Tierra. Se trata de los hermanos Agustín y Agostina Suárez, Fabricio Andino y Micaela Lucero, quienes fueron invitados especialmente por la Universidad a participar de la actividad.


De ulp-blog

Los chicos pertenecen a la escuela Granadero Pascual Rosales y vivieron la experiencia en compañía de sus mamás. Se alojaron en las residencias universitarias de la ULP, desde donde partieron a conocer la capital puntana durante el viernes. Y al día siguiente, temprano, visitaron el Parque Astronómico La Punta (PALP) para medir el planeta.

“Estoy muy contenta, conocí la Casa de Gobierno, la Legislatura y el shopping”, dijo Micaela, quien ofició de vocera del grupo. Además, coincidió con sus compañeros que la visita al shopping fue lo mejor. “Había muchos juegos. Es muy lindo, tiene muchas cosas para ver”, contó mientras sus amigos asentían con la cabeza y compartían su opinión con sonrisas cómplices.

La escuela a la que asisten los pequeños es la única de la provincia que hace un horario especial. Los chicos tienen clases desde septiembre a fines de mayo. “Los inviernos son muy duros y los chicos viven muy apartados de la escuela. Todos llegan en burro, a algunos les lleva dos horas poder llegar a clases. Para está visita hay tres nenes que no pudieron venir porque la lluvia no les permitió hacer el camino de la sierra”, expresó Karina Zapata, mamá de Micaela, directora y maestra de la escuela.

El tour por la ciudad fue el condimento de diversión para los chicos de Mesilla del Cura. El sábado, les esperaba una jornada de conocimiento en el PALP. En primer lugar recorrieron los módulos del Centro Interactivo de Ciencias de la ULP. Y visitaron el Solar de las Miradas, el observatorio a ojo denudo del parque. Luego participaron de una charla introductoria, mientras esperaban que las nubes amenazantes se despejaran para realizar la actividad para la que habían sido invitados. Para efectuar la medición era necesaria la luz solar, ya que las sombras generadas por el astro rey son vitales.

Finalmente, con la fortuna de su lado, el Sol dijo presente y los chicos se convirtieron en verdaderos científicos. Una varilla perpendicular al suelo, papel, reloj, para tomar el tiempo, marcador y, lo más importante, el Sol fueron las herramientas. Con ellas los chicos, siguiendo las indicaciones de un astrónomo del PALP, emularon a Erastótenes.

Las nubes, empecinadas, volvían de vez en cuando. Pero cada vez que el Sol se abrió paso, los chicos realizaban un punto en el extremo de la sombra que proyectaba la varilla y anotaban la hora y minutos. Así se desarrolló la experiencia hasta el mediodía solar, 13.30 para San Luis.

Luego, por medio de cálculos matemáticos, se determinó el ángulo de la sombra. Ese ángulo fue formado por el rayo solar entre la punta de la varilla y el extremo de la sombra. Para continuar con la experiencia necesitaron el mismo dato de otro punto del país. Al sur argentino, en el Club Shotoyuku de Tierra del Fuego, también realizaban la experiencia. Después de intercambiar datos, más nuevos cálculos matemáticos, los chicos de Mesilla del Cura determinaron que la Tierra tiene un diámetro de 40 mil kilómetros.

Acerca de la medición

Eratóstenes fue un matemático, astrónomo y geógrafo griego. Nació en Cirene, actualmente, Shahhat, Libia, en 276 a C. En el 236 a. C lo llamaron para que se hiciera cargo de la biblioteca de Alejandría, cargo que ocupó hasta su muerte en 194 a. C. Eratóstenes fue un hombre de ciencia. Se le atribuye la invención de la Esfera armilar, instrumento para observaciones astronómica. Entre sus ideas notables está la criba de Eratóstenes, la duplicación del cubo y el catálogo de estrellas. Pero su descubrimiento principal, estuvo relacionado con la medición de las dimensiones de la Tierra.

Por un manuscrito de la biblioteca supo que en Siena (hoy Asúan, Egipto), en el solsticio, los objetos no proyectaban sombra, y los rayos del Sol alumbraban el fondo de los pozos sin hacer sombra en las paredes. Verificó que en Alejandría no sucedía lo mismo. De esta manera, tras varios cálculos y mediciones determinó el diámetro de la Tierra.

Eratóstenes, también calculó la distancia Tierra-Sol en 139.996.500 kilómetros (804 millones de estadios, medida original) y la distancia Tierra-Luna en 123.280.500 kilómetros (708.000 estadios). Cálculos que posteriormente los científicos corrigieron ya que Eratóstenes no contaba con tecnología de precisión.

Un dato

Uno de los atractivos de Mesilla es el Salto del Chispeadero, una cascada de 27 metros situada en una quebrada de piedras graníticas y pajas duras, coirones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Campus de la Universidad de La Punta en San Luis