lunes, 3 de octubre de 2011

El PILP III abrió sus puertas con la exportación de productos como eje central

La flamante edificación del cluster tecnológico sanluiseño tiene una superficie de 1.600 metros cuadrados.

Cuatro firmas ya ocupan plazas en la infraestructura.

El Gobierno de San Luis celebró hoy la expansión de su polo tecnológico, con la inauguración del tercer edificio del Parque Informático La Punta (PILP). Se trata de una infraestructura que prevé albergar alrededor de 150 perfiles, en sus 1600 metros cuadrados de extensión. El nuevo edificio fue construido en sólo 10 meses y cuenta con catorce oficinas, tres salas de reuniones, tres depósitos, bufet y baños, repartidos en planta baja y primer piso.

Respecto de la apertura del PILP III, Alicia Bañuelos, rectora de la Universidad de La Punta (ULP), señaló que tiene un “simbolismo muy especial”, porque se cumple con el sector IT, tal cual se prometió, y se cumple con una de las premisas de la agenda digital puntana. “San Luis Digital tiene entre sus objetivos exportar, desde la provincia, productos con contenido tecnológico. Para esto se necesita a la industria, que emplea a sanluiseños formados en esta universidad y en otras, que deben estar a la altura de las empresas que se radican en la provincia”, subrayó Bañuelos. Asimismo, prometió “seguir construyendo edificios en la media que haya más empresas que quieran instalarse”.

Actualmente, el polo tecnológico cuenta con veinte firmas distribuidas en 6.370 metros cuadrados, sumados los tres edificios, donde trabajan 450 perfiles. El Parque se encuentra ubicado en el campus de la ULP, lo que es destacado por los empresarios como su principal ventaja. Asimismo, la Universidad tiene una carrera de software cuyo plan de estudios está adaptado específicamente a las necesidades del sector.


“Si querés lanzar una nave a la Luna, tenés que ir a la Nasa. Si querés lanzar un software, tenés que venir a La Punta. La gente que encontramos en San Luis está capacitada para desarrollar software para exportar y tiene la mentalidad necesaria”, sostuvo Gabriel Giani Moreno, titular de la firma La Punta Soft. El empresario, además, dijo que la inclusión digital en San Luis “hace que los puntanos piensen distinto y que, sin duda, puede ser el Silicon Valley de la Argentina”.

La empresa de origen santafesino es una de las cuatro compañías que ocupan oficinas del PILP III. La sucursal fundada en el cluster sanluiseño inspiró un nuevo nombre para la empresa. “Creímos que teníamos que empezar de nuevo. Nuestra empresa se llama Gema Soft y está radicada en Santa Fe. Pero decidimos ponerle un nombre que haga honor a la ciudad y a este polo; que sea símbolo de lo que queremos hacer que es exportar software. Nada mejor que ponerle un nombre que represente bien al lugar que nos va a dar la plataforma de lanzamiento hacia el extranjero”, detalló Giani Moreno. Entre sus productos, La Punta Soft desarrolla aplicaciones de automatización para el hogar, como encendido de luces, movimiento de cortinas, y simulación de presencia.

La compañía Código Austral desarrolla aplicaciones basadas en la Web y también estará en el nuevo edificio. Emilio Primucci, director de la firma, expresó que la idea es llegar a los 15 perfiles en el Parque para desarrollar productos que serán comercializados en Estados Unidos. “El secreto del PILP es que tiene la Universidad al lado, y eso es un gran beneficio para nosotros”, subrayó el empresario.

La empresa tiene una oficina en Atlanta y el 100% de su producción se destina al mercado norteamericano. Como ejemplo de lo que producen, Primucci contó que una de sus aplicaciones permite sincronizar una computadora de oficina, con una laptop y con una computadora de hogar. “Si uno de los discos rígido se descompone se lo remplaza, se instala la aplicación de Cogido Austral y se recupera toda la información. La Web se usa como canal de comunicación”, detalló.

También la compañía santafecina Kinexo estará instalada en el PILP III. Su director, Leandro Arietto explicó que decidieron abrir su oficina en San Luis por la facilidad para conseguir recursos humanos. “En Rafaela, Santa Fe, hay una sola universidad con facultad de sistemas y egresan muy pocos. Quedamos conmovidos con el PILP y la Universidad. Es algo único en el país. Infraestructura, conectividad, recursos, todo espectacular, montar una oficina en otro lugar no es nada fácil”, reflexionó. Kinexo desarrolla software para distintas unidades de negocios. Uno de sus productos está relacionado con avisos clasificados, con el que la firma ha tenido mucho éxito, según indicó Arietto.

Otras ventajas del Parque puntano

Respecto a la seguridad jurídica, la Provincia adhirió en el 2004 a la Ley Nacional de Promoción de la Industria del Software y creó al PILP por ley, lo que da sustento legal al proyecto. Otro factor que lo diferencia es la conectividad que brinda, a través de la Autopista de la Información (AUI), la red de banda ancha gratuita, que conecta a cada pueblo de San Luis con más de 20 habitantes.

Además, desde el Parque se organiza capacitaciones en .NET, Java y DBA. Y junto con Microsoft se organizan las competencias Gaming.NET y Robotics.NET para jóvenes del secundario, con el objetivo de acercarlos al mundo tecnológico. Igualmente, con la Tecnicatura en Desarrollador de Software, que dicta la ULP, se proveen los recursos humanos que tanto necesita el sector tecnológico.

Para descargar la imagen, haga click AQUI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Campus de la Universidad de La Punta en San Luis